¿Qué es trastorno de la articulación temporomandibular?

Actualmente en centro de diagnóstico San Lorenzo, la tomografía nos permite definir los detalles de la anatomía ósea. Este método nos ofrece las imágenes de anomalías de huesos, fracturas, tumores óseos, patologías relacionadas con la artrosis.

La articulación temporomandibular (ATM) es la conexión de la mandíbula al cráneo. Hay una conexión a cada lado de la mandíbula. Los ligamentos, tendones y músculos que soportan las articulaciones permiten que se mueven los maxilares. Los trastornos de ATM son dificultades que afectan las articulaciones y músculos que controlan la masticación y el movimiento de la mandíbula.


articulación-temporomandibular

La causa del trastorno de la articulación temporomandibular suele ser una combinación de varios factores. Entre ellos podemos llamar la tensión muscular, problemas anatómicos dentro de los músculos, las articulaciones o tejido fibroso que las conecta, factores genéticos, artritis o lesiones de la mandíbula. Es difícil diagnosticar el trastorno de la ATM porque algunas personas pueden tener dolores en la mandíbula por la causa de apretar o rechinar los dientes (bruxismo). En general, los trastornos de la articulación temporomandibular se pueden diagnosticar mediante la consulta médica, pero muchas veces es necesaria una prueba de diagnóstico por la imagen.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas corrientes del trastorno temporomandibular incluyen dolor de cabeza, sensibilidad a la presión de los músculos para masticar y crujido o bloqueo de las articulaciones. A veces el dolor aparece en otras partes del cuerpo como la manifestación del problema. Las personas pueden sufrir de dolor de cabeza, dolor o rigidez en el cuello y en los hombros, mareo, dolor u obstrucción en los oídos o el desarreglo del sueño.

  • articulación-temporomandibular
  • articulación-temporomandibular

Las personas con trastornos de la ATM tienen a menudo dificultad abrir totalmente la boca. Las personas sin problemas mencionados pueden normalmente colocar las puntas de sus dedos índice, del medio, y el anular en la zona entre los incisivos superiores e inferiores, sin mucho esfuerzo. Por otra parte, las personas que sufren del trastorno de la ATM tienen problema colocar los dedos entre los dientes porque este espacio es notablemente más pequeño.

En general, entre los signos de los trastornos temporomandibulares podemos contar con los siguientes:

  • Dolor o sensibilidad en tocar la mandíbula.
  • Dolor en articulaciones temporomandibulares.
  • Dolor en la masticación o dificultad de masticar.
  • Dolor agudo dentro del oído o en su alrededor.
  • Dolor agudo en la cara.
  • Dificultad de abrir o cerrar la boca.

¿Cuáles son las causas?

La causa principal de los trastornos temporomandibulares es la combinación de tensión muscular y disfunciones anatómicos dentro de las articulaciones. El otro factor es factor psicológico que igual influye el problema con la mandíbula. Los síntomas aparecen por la razón de apretar y hacer rechinar los dientes (bruxismo), de sufrir otras enfermedades, de sufrir lesiones, de tener las infecciones, de faltar algunos dientes, de masticar chicle frecuentemente.

Las causas específicas que se comúnmente unen con los trastornos de la ATM son:

  • Dolor y contractura muscular
  • Artritis
  • Anquilosis (la reducción parcial o total de la capacidad de movimiento de una articulación)
  • Hipermovilidad

Exámenes – imagenología

  • radiografia-mandibula

Los exámenes de imagenología que pueden incluirse para su diagnóstico pueden ser desde una radiografía, resonancia magnética, y tomografía axial computarizada. Este último tipo de examen lo aplicamos en nuestro centro de diagnóstico de calle Astorga 58 en Rancagua. En el caso de la radiología de mandíbula, es un método diagnóstico cómodo y barato. Se pueden detectar y evaluar las desviaciones en el aparato mandibular, tal estructura y función como morfología y relaciones conjuntas. En el caso de nuestro examen de escáner o tomografía axial computarizada, se utilizan como examen por lo general para establecer un diagnóstico más preciso. Actualmente, tenemos a disposición este tipo de examen de tomografía, para definir los detalles de la anatomía ósea. Este método nos ofrece imágenes con mayor detalle sobre anomalías de huesos, por mencionar algunos; la anquilosis, fracturas, tumores óseos y la artrosis.

¿Cuál es el tratamiento?

En la mayoría de los casos no es necesario el tratamiento quirúrgico sino más bien el autocuidado para poder reducir la tensión y presión del sistema masticatorio y conseguir la relajación de los músculos y de la articulación. En la mayor parte de los pacientes se pueden ver buenos resultados entre 4 a 6 semanas. Si el resultado es negativo y el paciente no se recupera en el tiempo mencionado, se sugieren otras intervenciones terapéuticas.

Recomendaciones del tratamiento:

  • Poner frío o calor húmedo a la juntura o los músculos doloridos por lo menos 20 minutos varias veces al día.
  • Comer la comida más suave sin necesidad de tanta masticación y trocear o desmenuzar los alimentos antes de consumirlos.
  • Masticar la comida en el mismo tiempo a ambos lados en la boca o el lado alterno para evitar la tensión a solo un lado.
  • Evitar ciertos alimentos que aumentan la tensión de la mandíbula y provocan dolores. Por ejemplo: café, té o chocolate.
  • Usar protectores bucales para disminuir el bruxismo.
  • Evitar abrir ampliamente la mandíbula.

Muchas personas sufren los síntomas solo algunas veces, no duran mucho tiempo y se resuelven de la manera exitosa.

Para más información, comuníquese con nosotros a la mesa central de informaciones al fono 72 2977100 o enviando sus consultas a través de nuestro formulario web aquí.

Reserva telefónica 72 297 7100